potasio.

Pepo, sacúdete en tu cripta

Tengo el recuerdo marcado de haberme mareado cuando chico tras leer un Condorito camino de Franklin a mi casa, en una micro amarilla. Tenía selección de los mejores chistes de gangsters, había uno en que Yayita le contaba a una amiga que tenía que coserle los bolsillos a los pantalones de su novio Condor Capone por su mala costumbre de no sacar las pistolas para disparar. Tengo el recuerdo marcado de ir con mi abuela a la feria de Sebastopol y al Persa Biobio a comprar revistas. De comprar condoritos viejos y otros ni tanto. Mi abuela diciendo “Eligete los más viejos que son los más chistosos”. Me dio pena cuando se murió Pepo porque lo nombraron no más. Ningún colega le hizo ningún homenaje; el homenaje vino en un Condorito con una imagen súper lacrimogena de todo el elenco despidiéndose de Pepo. Hoy día me da más pena que cuando se murió Pepo saber que siguen saliendo números nuevos de la revista. Me da pena por lo que fue el pajarraco ver en el kiosko que hay entre la estación San Miguel y el Jumbo los números nuevos de Condorito, que apelan a mi doble sentido y a cuán despierto está mi pene para detectar tetas grandes dibujadas o cinturas de abejita.
Me da pena que Condorito se haya convertido en el Kike Morandé, porque no quiero que Chile sea un gran set de Kike 21.

2 comentarios:

Hodur dijo...

Habría que hacer algo al respecto. Hace un tiempo se me ocurrió hacer un Todo Condorito, onda Todo Mafalda, desde el primer chiste hasta los más nuevos (que sean buenos y no copias). Sería algo monumental pero sería necesario para perpetuar el legado de Condorito.

Tenía razón tu abuelita con eso de que los antiguos son los más chistosos. Yo cacho que como hasta los '90 los Condorito eran épicos, durante los '90 siguieron siendo buenos pero no épicos y luego que se murió Pepo son una copia de una copia. Ahora hasta se lo llevan preso.

luis dijo...

a Pepo le debemos las risas y quizas el unico ejmplo de unidad latinoamericana. Me ha tocado "pelear" la chilenidad del Pajarraco con bolivianos, peruanos y argentinos, con quienes llegamos hasta la raiz mapuche para ganar el gallito de su nacinalidad, o más bien de su creador, porque Pelotillehue es casi como la vecindad del Chavo y en el nos reconocemos, más allá de banderas o equipos de futbol. Grande Pepo,¿ a alguien se le ocurre algo para hacer el reconocimiento que se debe??